¿Web gratuita o de pago? Lo que debes tener en cuenta

Muchas personas y empresas se plantean tener un sitio en Internet bien en forma de blog, bien con prestaciones de página web.

En función del uso que le vayamos a dar, las diferencias son importantes y pueden ser decisivas. Si, en general, queremos tener un sitio como afición, con contenidos más o menos personales, contar nuestras experiencias y viajes, por ejemplo, en principio estaremos suficientemente servidos con un blog o una página sencilla y gratuita.

El planteamiento cambia radicalmente cuando, si gestionamos una empresa, queremos vender mediante una tienda online o tener un sitio profesional en el sentido estricto del término. Las webs y blogs gratuitos tienen ventajas (se ahorra dinero en desarrollo y mantenimiento, por ejemplo), pero a la larga los inconvenientes son más numerosos e incluso contraproducentes.

Optar por lo económico, por lo barato, a veces puede salir caro, y el de las webs de contenidos profesionales es uno de los casos en que el ahorro tiene, finalmente, más consecuencias negativas para las personas y las empresas que las gestionan.

Para centrar la cuestión y procurar que se entienda fácilmente, señalamos y resumimos algunos de los aspectos que se deberían tener en cuenta:

BLOGS Y WEBS GRATUITOS

Ventajas
– Alojamiento gratuito en la plataforma que se elija (Wix, WordPress, Blogger…).
– Versión básica con servicio gratuito. La personalización hay que pagarla.
– Fácil creación del sitio. No es necesario contratar un desarrollador.

Inconvenientes
– No se tiene el control absoluto sobre el blog o la web y hay que adaptarse a las normas y políticas de la plataforma base.
– Plantillas limitadas y diseños básicos, en general muy simples.
– Amplia restricción, cuando no total, en la instalación de plugins, pequeños programas para implementar las funciones de la web.
– Las URL suelen ser largas y difíciles de recordar, puesto que al nombre de la empresa se le añade el de la plataforma de alojamiento. Por ejemplo: artismedia.blogspot.com. Con web de pago y dominio propio, la URL sería: artismedia.com
– No se pueden añadir funciones especiales ni a medida.
– Parte del posicionamiento en buscadores (SEO) se lo queda la plataforma, con la que se comparte el nombre del blog o la web.
– No se pueden instalar otros diseños de plantilla o temas.
– La plataforma podrá colocar publicidad en la web o el blog.
– Obligación de aceptar los cambios de política comercial y editorial de la plataforma.
– No existe atención personalizada, por teléfono, por ejemplo, sino a través de chats y correo.
– Tampoco se pueden crear las cuentas de correo electrónico que se quieran. Normalmente se facilita una e incluso puede que sea necesario disponer de alguna en servicios como Gmail.

BLOGS Y WEBS DE PAGO

Ventajas
Los inconvenientes anteriores son ahora ventajas, dado que:

– Se tiene control total sobre la web, que es propiedad de quien la compra.
– Libertad de uso y normas propias, salvo aquellas que deban estar sujetas a la legislación, de obligado cumplimiento general.
– Libertad en la elección del diseño y la plantilla.
– Muchas opciones de ampliación son gratuitas, puesto que con la adquisición de la plantilla se accede también a las actualizaciones.
– Administración propia, personal y/o empresarial de la publicidad.
– Atención personalizada en caso de necesidades técnicas y de urgencia.
– Capacidad de cambiar de servidor de alojamiento en caso de funcione mal el vigente.

Inconvenientes
Básicamente dos: la puesta en marcha del proyecto y su mantenimiento cuestan dinero.

Con estos aspectos, cualquier persona o empresa tiene elementos de juicio más que suficientes (hay otros muchos fácilmente localizables en la Red) para tomar las decisiones que más le convengan.

Ahora bien: si se plantea la página como negocio, siempre es mejor invertir.

¿Web gratuita o de pago? Lo que debes tener en cuenta
Vota este post!
2017-01-22T21:06:45+00:00
shares
13 Compartir
Twittear
Compartir13
+1
Compartir