El factor que hace de WordPress la plataforma de gestión de contenidos más interesante son los plugins, que permiten ampliar las funcionalidades básicas de la web diseñadas a partir de una plantilla de WordPress.

El directorio de estos complementos se acerca ya a los 50.000 plugins, programados para satisfacer cualquier necesidad que puedan plantear los usurarios. Los plugins son componentes de código que funcionan de manera muy similar a las extensiones y aplicaciones para navegadores.

Una de las cuestiones más interesantes de estas utilidades es que permiten que se pueda implementar prácticamente cualquier función, lo que hace de WordPress una plataforma tan versátil y potente. Incluso se pueden desarrollar a medida, en el hipotético y difícil caso de que se necesite algo muy concreto que todavía no resuelva ninguno de los plugins existentes.

Con ellos se pueden hacer muchísimas cosas, entre ellas convertir una web en una tienda online completa, incrementar visitas, generar enlaces para asociarlos a palabras clave, mantener a raya el spam, optimizar fotografías, interactuar con la comunidad, acelerar la web y un largo etcétera que se va expandiendo a medida que los desarrolladores añaden nuevos plugins e implementan los existentes.

Los plugins consumen muchos recursos del servidor, por lo que es esencial disponer de un hosting de pago que garantice un servicio de alojamiento y seguridad que permita dormir sin preocupaciones. Un hosting de esas características no debe poner impedimento a que se instalen en una web cuantos plugins se consideren necesarios.

Plugins para múltiples tareas

Anotamos algunos de esos programas que consideramos que toda web debe tener, aunque bien es cierto que no existe una regla única al respecto. Como los librillos, cada uno tiene su maestrillo.

Akismet. Servicio antispam. Imprescindible. Permite bloquear los comentarios de spam que pudieran llegar a la web a través de formularios de comentarios o similares.

WP Smush. Comprime y optimiza las imágenes que se suben a la librería de medios de WordPress para que ocupen el menor espacio posible, sin pérdida de calidad.

WordPress SEO by Yoast. Para muchos, el mejor plugin de la plataforma. Bien configurado, nos ayudará a posicionar nuestro contenido en los buscadores.

Contact Form 7. Su facilidad de uso y las posibilidades de configuración lo han hecho perfecto para todos los usuarios que necesitan utilizar algún tipo de formulario en su sitio web.

W3 Total Cache. Más que un plugin de cache para WordPress es una suite de optimización compatible con la mayoría de las tecnologías que nos pueden ayudar a conseguir mejores resultados en la velocidad de carga de los elementos de la página.

Plugins sociales

Related Post by Sovrn (antes Zemanta). Considerado uno de los mejores plugins para posts relacionados que existen. Una de las razones de su éxito es que no recarga el sitio ni lo ralentiza, además de que tiene una interfaz muy sencilla y agradable.

Thank Me Later. Envía automáticamente un correo electrónico a quien deja un comentario en la web, dándole las gracias por tomarse el tiempo para comentar, lo que contribuye a fomentar las visitas y a fidelizar.

Share Buttons by AddThis. Excelente herramienta que permite introducir en los sitios web botones para compartir en redes sociales y seguir su evolución.

MailPoet. Plugin muy completo cuya función es la creación y el envío, incluso programado, de newsletter de forma sencilla y personalizada.

Click To Tweet. Con este plugin se pueden destacar frases en los posts y colocarlas a modo de cita en formato grande y dentro de una caja para que los usuarios puedan retuitear la frase con un sólo click.

Hay muchísimos más plugins que se pueden incorporar a nuestra página web. Depende de las funcionalidades que queramos incorporar, del uso que vayamos a dar a la información que publicamos, etc.

Si te interesa más información sobre el tema, en esta página se han reunido las opiniones de 51 expertos acerca de cuáles son sus plugins favoritos.